01 febrero 2007

Proceso a prueba de bombas

"No me resigno, mantengo viva la esperanza; me siento, y esto es lo importante, obligado a hacerlo".

Traducido: que el proceso sigue. La ETA puede poner todas las bombas que quiera, que nada va a cambiar. ZP no tiene elección; no sabemos por qué, pero se intuye.

Digo yo que al menos podrían tener el mínimo detalle de contarnos en qué consiste el puto proceso de los cojones. Lo intuimos, pero sería de esperar que el presidente de un gobierno democrático, aunque lo sea por accidente (o no tanto), no guardara secretos a la ciudadanía a cerca de sus planes antiterroristas (¿anti?). Se debería sentir obligado, y eso es lo importante, a no actuar de espaldas a la ciudadanía (a ZP le encantaba esta expresión cuando estaba en la oposición).

El enlace.