05 junio 2010

Grecia, Hungría, España...

Lo siguiente ya no sé, quizás Portugal sea a la vez que España.

Lo que parece claro es que nos queda poco de fiesta.

Hasta en la tele del gobierno (una de ellas) se rumoreaba hoy que algunos Bilderleches de Sitges opinan que puede ser una buena idea que los paises cutres de la EU (Grecia, España, Portugal y cosas así) se queden fuera del euro hasta que se aclaren sus finanzas (es decir, sine die).

Lo que a mí hoy me hace sospechar que la cosa es verdaderamente dramática es que, al parecer, cierto ministerio está pidiendo facturas para acreditar gastos ejecutados hace más de 5 años (y convenientemente justificados en su momento, parece ser). Y si en una semana no se justifican de nuevo esos gastos los organismos responsables deberán devolver la pasta.

No puedo saber en cuántos ministerios pasa esto, pero se que está pasando en el de la señora Garmendia (esa inútil).

Es una buena forma de empezar a recaudar de urgencia: primero se presiona a los que dependen del Estado, porque esos se quejan menos y además son impopulares, y luego ya habrá tiempo de ir a por los otros.

Estoy absolutamente seguro de que la patética guionista González-Sinde no va a pedir las facturas del dinero gastado en gilipolleces fílmicas hace 5 años. Es más fácil amedrentar a los que hacen ciencia que a los que perpetran películas de mierda. Así nos va.

Lo que es evidente es que necesitan sacar dinero de debajo de las piedras YA.