02 septiembre 2007

Ni para foie

"La obligación de un Gobierno es combatir, prevenir y luchar por acabar con la violencia terrorista. Más allá de eso, la democracia ha ganado hace tiempo la batalla contra ETA. Sobre ETA sólo cabe pensar cuánto va a durar, nunca lo que pueda conseguir porque no va a conseguir nada"

Eso parecía, ZP, hasta que llegaste tú. Ahora que a los asesinos les ha quedado claro que a los españoles se les acojona fácilmente (que por eso ganaste las elecciones, ZP, por puro acojone del personal), ya no va a haber forma humana de convencerles de que poner bombas no sirve para nada. La insistencia en no romper claramente con ETA (incluso después de la T4), el no querer ver que la tregua no era tal (aunque robaran pistolas), el dejar que ETA volviese a las instituciones, los chivatazos (no aclarados) para avisar de acciones policiales contra ETA, etc. etc. etc., han convertido una derrota anunciada (la de ETA) en otra bien distinta (la del actual Estado).

Dice además ZP que su puto proceso era justo y que lo hizo con la mejor de las intenciones. "No es que sólo valga la pena, es que no me lo perdonaría a mí mismo. Sería un presidente sin alma, sin entrañas", dice el iluminado para explicar por qué tanto esfuerzo por emprender esa vergonzosa negociación, iniciada hace años.

Precisamente, creo que el haberlo intentado demuestra que ZP no tiene entrañas, y que no sirve ni para hacer foie.

Lo peor de todo es que acabaremos viendo los frutos del puto proceso. Sólo se necesita que este tipo saque un voto más que Rajoy.

El enlace