11 junio 2006

No tengo palabras

El no reconocer su error les llevó, desde el primer momento, a intentar hacer creer que todo lo que hace el Gobierno es un error. Es una especie de necesidad psicológica que no tiene nada que ver con la evolución de la sociedad española, ni nada que ver con lo que necesita, piensa y quiere la ciudadanía de este país

Hoy ni me molesto en hacer comentarios. Ya están hechos.